Los niños de Mandela se toman el ajedrez en serio

La semilla sembrada hace cuatro años por el programa Ajedrez al Parque, y la formación impartida por la escuela que auspicia la Fundación TenarisTuboCaribe, empiezan a dar frutos en Mandela. Más niños practican el deporte-ciencia y el nivel del juego sigue subiendo.

Cuando hace cuatro años la biblioteca comunitaria de Nelson Mandela acogió por primera vez una parada del programa Ajedrez al Parque, el ambiente en el lugar era de fiesta. El agite y la algarabía de los niños alrededor de los tableros contrastaban con la idea que se tiene de una disciplina individual de jugadores silenciosos y concentrados que piensan y piensan antes de mover una pieza.

El pasado 29 de junio, cuando en su periplo por los barrios de Cartagena, la parada regresó a la biblioteca, el ambiente era distinto: niños y jóvenes concentrados y en silencio disputando las rondas clasificatorias en 8 mesas, acompañados únicamente de los jueces. La tranquilidad en la sala hacía parecer incluso que la convocatoria había disminuido, pero no, eran los mismos 100 chicos entre los 6 y los 18 años que acostumbran a participar, solo que esta vez la algarabía y el agite pasaron a un segundo plano para dar paso al juego.

“Esto ha cambiado mucho, los niños han crecido, el nivel del juego es mejor y la disciplina para jugarlo es otra, ya no gritan para llamar al juez o para denunciar un mal movimiento”, comentó Ladianis Pérez, la coordinadora de las paradas de Ajedrez al Parque, quien lleva años en este oficio y ha visto evolucionar el juego en Mandela.

En su opinión, la razón del cambio no es otra que la experiencia acumulada en los chicos que decidieron seguir jugando y en la formación que ofrece la escuela permanente que auspicia la Fundación TenarisTuboCaribe desde el pasado mes de febrero, donde más de 30 niños reciben clases todos los sábados de 8 a 11 a.m.

Uno de esos chicos juiciosos y comprometidos es Juan Carlos Cañate, ganador en la categoría sub 10, quien acude religiosamente a la escuela, donde dice que ha mejorado su juego, gracias a las clases del maestro y a las prácticas que tiene con su hermano en la casa, donde juega en un tablero que le regaló el programa que organiza la cadena radial RCN y que apoya la Fundación TenarisTuboCaribe.

Otras que asisten a la escuela los sábados son Shellyann Shadrick, de 6 años, y Thaliana Castillo, de 8, ambas ganadoras en sus categorías.

Neis Olmos, madre de Shellyann, contó que la menor empezó sus clases hace dos meses y su permanencia le ha permitido mejorar y ser una niña mas concentrada en lo que hace y con mayores destrezas para analizar y decidir situaciones. “Ella va siempre gustosa a las clases y el cambio se nota”, dijo Olmos.

Por su parte, Irwin Castillo, padre de Thaliana, afirmó que luego de la primera competencia la niña se animó a participar con otros chicos y ahora la pide a él o su mamá que la lleven a la escuela sin falta.

“Desde que compitió la primera vez se emocionó, ella es una niña muy comprometida con lo que se propone, además del ajedrez asiste a clases de ballet y artes, y practica el casa con su hermana Yarick”, dijo orgulloso Castillo.

Roberto Varela, director de Recursos Humanos de Tenaris para la región Andina, quien presidió las premiaciones en las diferentes categorías (6, 8, 10, 12, 14, 16, 18 y mayores), celebró los avances mostrados por los menores gracias a la permanencia de la escuela y reafirmó el compromiso de la Fundación en mantener el apoyo al programa.

“La experiencia está siendo positiva, como se pudo apreciar hoy, esto es un círculo virtuoso en el que gracias a la permanencia el niño aprende a competir, a conocer mejor el juego y a mejorar en su educación”, comentó Varela.

Los ganadores de la parada de Mandela participarán en un encuentro final el próximo 14 de septiembre en el que jugarán con los ganadores de las otras 13 paradas que realiza el programa en diferentes barrios de Cartagena y el municipio de Arjona.